“El paquetazo jamás en la vida lo llevaremos a cabo porque no lo necesitamos, porque pensamos que manejando responsablemente las cuentas públicas se puede salir adelante”, remarcó el presidente Moreno en entrevista con varios medios de comunicación.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, afirmó este domingo que no acudirá a un 'paquetazo' después de la consulta popular y referéndum previstos para el 4 de febrero, en que los ecuatorianos deberán pronunciarse sobre siete temas.

“No, y lo dije desde el primer momento, inclusive cuando había por parte de agoreros la posibilidad de que estuviéramos preparando un paquetazo, no fue así y no será a futuro”, señaló en una entrevista con representantes de varios medios de comunicación desde el Palacio de Carondelet.

“El paquetazo jamás en la vida lo llevaremos a cabo porque no lo necesitamos, porque pensamos que manejando responsablemente las cuentas públicas se puede salir adelante”, manifestó el Jefe de Estado desde el Palacio de Carondelet.

Indicó que con respecto a la deuda el año pasado para financiar el presupuesto fue de aproximadamente 12.000 millones de dólares y este año va a ser de 8 mil millones de dólares y se van a pagar 4.000. “Es decir que prácticamente el saldo efectivo va a ser de 4.000 millones de dólares el endeudamiento que vamos a tener”, acotó.

Expuso que al igual que el déficit fiscal y que la inversión se reducirá lo que sea necesario, e incluso ha llamado a sus ministros a que vayan haciendo los cálculos “porque van a tener que reducir en el 10%, en el 5% los presupuestos del Estado, para seguir cuadrando cifras y para que el déficit cada vez sea menor”.

Según explicó, este año se logró estabilizar el déficit y el próximo año se aspira a que no vaya más allá de 4.000 millones y que vaya reduciéndose en lo adelante.

Señaló que una de las buenas noticias es que el riesgo-país ha descendido en 350 puntos y dijo que el haber acudido nuevamente a conseguir financiamiento externo, al colocar 3.000 millones en bonos en el mercado internacional, “también tiene su parte de positivo”.

Explicó que se ha conseguido por fin a menos de 8% la tasa de interés para este financiamiento y a 10 años plazos, pero hace dos años los créditos por ser un país con alto riesgo y debido a la falta de confianza de los mercados internacionales en Ecuador se conseguían al 12% y a 5 años plazo, que son los que dejaron que esa deuda se abulte exageradamente y que este año haya que pagar aproximadamente 12.000 millones de dólares.

Precisó que la deuda pública asciende a $ 69 mil millones (suma de pasivos y contingente).

“Nosotros encontraremos los culpables si es que la deuda ha sido contratada de manera ilegítima”, aseveró.

Explicó que “Ecuador es un país serio que tiene que cumplir con sus compromisos internacionales y eso es lo que va a permitir que los intereses de los futuros financiamientos sigan bajando y que se confíe muchísimo más en el Ecuador para las inversiones y para proporcionarnos financiamiento”.

Respecto a las deudas por cobrar, expuso que en más de una ocasión empresarios y personas que adeudan acuden a las instancias para intentar no pagar o porque consideran que la deuda no corresponde a la realidad, pero hay otras que sí es posible cobrarlas rápidamente y ha dispuesto al Servicio de Rentas Internas (SRI) que proceda.

En otro orden reiteró su propuesta de campaña de generar 500.000 empleos en su período de mandato (2017-2021) y expuso que lo importante es que lo están haciendo y ya el desempleo se ha reducido del 5.2 al 4.6% y eso es una buena noticia, así como el hecho de que haya aumentado el empleo adecuado en aproximadamente 137 mil plazas.

“Pero claro está, es poco todavía a lo que debemos hacer, debemos avanzar bastante más y lo estamos haciendo mediante varias alternativas”, dijo al ejemplificar el co-financiamiento del empleo con las empresas privadas y dándole la oportunidad a los jóvenes que hagan pasantías y el gobierno les exime el pago del anticipo al impuesto a la renta en la proporcionalidad del estipendio que sea pagado a los pasantes.

Dijo que es preciso incentivar tareas como el agro, el turismo, la construcción y es por eso que se decidió integrar a las preguntas de la consulta la Ley de Plusvalía que les reclaman sectores porque no tienen trabajo.

Afirmó que la denominada Ley de Reactivación económica está ayudando a reactivar el empleo y por eso las cifras alentadoras del último trimestre con respecto al 2016.

Apuntó que endeudarse no es necesariamente malo, pero se están haciendo las cosas bien “de manera honesta y transparente” y la deuda será totalmente transparentada

No Comments